201701.19
1

En estas 10 profesiones hay trabajo

La aparición de nuevas ocupaciones está cambiando el mercado laboral, hoy las empresas buscan perfiles innovadores, muy cualificados y que dominen la tecnología. Los sectores de I+D, salud y energía son algunos de los que van a crear posiciones más novedosas.

El mercado laboral está en continuo cambio. La transformación digital de las empresas, la importancia que han adquirido las habilidades por encima de los conocimientos técnicos y las nuevas necesidades de la sociedad están dibujando un panorama en el que se están demandando perfiles innovadores y muy cualificados. Actualmente, los pilotos de drones, los arqueólogos digitales, que se encargan de gestionar la huella que dejan los usuarios en la Red, o los growth hacker, que actúan en una nueva dimensión del márketing, son algunos de los profesionales más disruptivos que las compañías desean incorporar a sus plantillas.

La mayoría de estos perfiles nunca vistos y que hoy son tendencia se han formado a partir de la renovación de actividades más tradicionales, de la fusión de diferentes ocupaciones o de la necesidad de solucionar los problemas propios de un mundo digital. En este escenario los sectores se están fusionando y se está reclamando a estos expertos de forma transversal en varios ámbitos. En cualquier caso, las áreas que van a crear puestos más novedosos son el de la tecnología e I+D, salud y bienestar y energía. Por ejemplo, en este último cobran más importancia los expertos en energías renovables.

La pregunta es cómo se puede acceder a alguno de estos puestos. Sin duda, en todos ellos la tecnología es un elemento clave y dominarla es esencial para tener éxito en estos empleos nuevos. Asimismo, todos ellos se caracterizan por demandar perfiles mixtos o tuneados, es decir, aquellos que dominan conocimientos de varias áreas y se mueven a la perfección en el mundo digital. Se trata de nuevas profesiones, por eso también es crucial saber adaptarse a los cambios rápidamente y tener una gran capacidad innovadora.

Experto en ciberseguridad

Uno de los principales retos que ha traído la transformación digital en las empresas es cómo se pueden proteger éstas de ataques cibernéticos que ponen en jaque a la compañía. Por este motivo, los expertos en ciberseguridad son imprescindibles en todas las organizaciones. Es un perfil que se demanda en todos los sectores y que tiene futuro. Se estima que en 2025 se requerirán unos 825.000 profesionales. Estos especialistas deben dominar aspectos tan variados como informática, comunicación y temas legales.

Piloto de drones

El mercado de los drones cuenta con una muy buena proyección gracias a la aplicación de su tecnología a varios sectores. Para ser piloto de estos artilugios hay que realizar un curso homologado por AESA. Los profesionales más atractivos son aquellos que saben desarrollar ‘software’ y así establecer conclusiones de los datos que recopilan los drones. Infraestructuras, agricultura y transporte son los sectores con más oportunidades para realizar labores de filmación, topografía, vigilancia o fumigación.

Enfermero medioambiental

En nuestro entorno aparecen nuevas enfermedades generadas por el día a día y que aún no están muy investigadas. Se necesitan médicos o enfermeros especializados en problemas de estrés, en nuevas intolerancias, alergias, enfermedades raras o problemas de hipersensibilidad a los productos químicos. Hospitales, clínicas especializadas e instituciones públicas demandan a estos profesionales. Además de formación sanitaria, se precisan conocimientos en gestión medioambiental.

Tecnólogo financiero

La transformación del ámbito financiero es una muestra de cómo los sectores tradicionales también están cambiando. En este caso, la implantación de la tecnología y las fórmulas de financiación online han generado nuevas oportunidades de empleo. Una de ellas es la que se dirige a los tecnólogos financieros. Empresas, bancos y plataformas ‘fintech’ reclaman a estos especialistas que cuentan con conocimientos técnicos, conocen los productos del mercado y son expertos en el análisis de datos.

Arqueólogo digital

La huella digital es uno de los aspectos que deben cuidar más tanto empresas como profesionales. El rastro que dejan en la Red les define y en este escenario los arqueólogos digitales juegan un papel esencial. Se trata de profesionales especializados en los derechos del uso de la tecnología de la información y trabajan con usuarios particulares y compañías que desean eliminar ciertos contenidos de internet que perjudican su imagen. Estos expertos necesitan conocimientos informáticos y legales.

Agregador de talento

El trabajo por proyectos es una de las fórmulas laborales que será cada vez más común. En este sentido, han nacido especialistas en recursos humanos que se encargan de localizar al mejor candidato para las diferentes iniciativas de las compañías: son los agregadores de talento. Normalmente trabajan en nuevas plataformas de empleo y que deben conocer muy bien el sector para el que busca profesionales. Debe mantener una relación constante tanto con los freelance como con las organizaciones.

Agricultor chef

Los agricultores chef han nacido a raíz de la sinergia entre agricultores y cocineros y cubren la necesidad de una alimentación saludable. El objetivo es que el agrochef, que podría ser un cocinero que cuenta con su propio huerto, cree ingredientes beneficiosos para la salud. Para ello, es crucial tener conocimientos en nutrición y combinación de alimentos. Las salidas laborales de este perfil son amplias y van desde crear su propio restaurante hasta trabajar para una gran empresa.

Responsable virtual

La forma de configurar las plantillas de las organizaciones está cambiando sobre todo debido a la importancia del trabajo colaborativo o en red en un entorno que está conectado a internet. Los responsables de relaciones virtuales son los expertos en recursos humanos que se encargar de crear los nuevos equipos, trabajar con la identidad online de la empresa y sus empleados. Debe dominar las nuevas herramientas tecnológicas y aplicarla a su día a día en la gestión de personas.

Almacenador de energía

El almacenamiento de energía es una de las principales preocupaciones del siglo XXI. Los almacenadores de energía trabajan para realizar un acopio sostenible tanto en proyectos a gran escala como en aplicaciones más básicas. Por ejemplo, se pueden crear sistemas que canalizan la energía generada a través de nuestra piel para activar dispositivos electrónicos o plantear programas para que los edificios se retroalimenten con su energía. La mayoría de estos profesionales proceden de la titulación de ingeniería industrial.

‘Growth hacker’

Aunque aún se trate de un perfil poco conocido, el growth hacker se ha convertido en uno de los perfiles más demandados por las start up. Es un experto en márketing que implanta soluciones tecnológicas para incrementar la viralidad de una compañía. En definitiva, se trata de potenciar la imagen de marca sacando el máximo partido a las nuevas herramientas. Para ello, hay que conocer las áreas del márketing, usabilidad, psicología de usuario, desarrollo de producto y optimización para la conversión.