201804.10
0

¿Sabes cuáles son los errores más comunes al emprender un negocio?

Cuando se empieza a emprender un negocio, el valor esencial es el optimismo, pensando que todo saldrá muy bien. Sin embargo, siendo optimista no sustituirá nunca la planificación ni sustentará nuestros gastos o una revisión fiscal a menos de que se prevean algunas acciones para que podamos emprender de manera efectiva.

Como emprendedor -y ya empresario-, hay 4 errores muy comunes que se cometen cuando se comienza un negocio.  Miquel Allué, asesor financiero de Habeas Legal, compartió el pasado domingo en voz de Sonia Rosales, abogada y fundadora de Habeas Legal Company, estos puntos equivocados que son recurrentes en un emprendedor; lo anterior durante la cápsula legal #HabeasResponde en la radio de MXE 102.1FM de Mexicanos por España:

  1. No hay un plan de empresa: si el emprendedor decide comenzar su negocio literalmente arrojándose a la deriva de la suerte, ésta podría llevarlo a lugares no deseados.  El no planificar cuánto se va a vender ni cuánto va a costar implica el no saber si vamos a ganar o vamos a perder diariamente en el negocio. Ésto abarca la consideración de los gastos fijos como luz, agua, alquiler… No es sencillo, pero hay que hacer un esfuerzo para planificar y sobretodo, calcular el punto de equilibrio para que la empresa sea rentable.
  2. No hay un plan de comunicación estratégica: el hecho de emprender y dar el paso con el producto y/o servicio directamente al mercado, no significa que todos conocerán el negocio. Se deben realizar acciones de comunicación para que los prospectos de clientes sepan qué se vende y sobretodo, la razón por la cuál deben de comprar o adquirir el producto y/o servicio. En este plan de comunicación no debe faltar el señalar la característica diferenciadora de lo que se está lanzando al mercado, precisamente porque esta será el punto de decisión entre comprar o no el producto.
  3. No calcular ni prever los posibles gastos ocultos: ¿qué es un gasto oculto? Un gasto que a simple vista no se vea no quiere decir que no exista.  ¿A qué nos referimos? Aquellas comisiones bancarias o de algún servicio prestado, los impuestos, las retenciones fiscales, las pasarelas de pago, aquellos recargos de compras -o ventas- por internet, etc… TODO ésto se debe de calcular, pues si no se hace, se estará filtrando capital que el emprendedor piensa que cuenta aún con él.
  4. No se tiene una previsión de tesorería: poder llevar una contabilidad prevista sabiendo qué se vende y en qué se gasta, previendo cuándo entra y cuándo sale el dinero. Es llevar una protección de ingresos y gastos, planificando y priorizando antes de actuar. Con ello, el emprendedor puede saber cuándo pedir ayuda, hacer alianzas o simplemente, reducir o aumentar su producción. Lo que no es correcto es actuar en la línea de fuego, actuar después de los incidentes o básicamente dejar los errores correr.

Por muy buenos profesionales que sean los emprendedores, sin prever ni planificar estos 4 puntos anteriores, será muy difícil conseguir la viabilidad del negocio y con ello, su rentabilidad.

En Habeas Legal somos profesionales y te asesoramos en el camino de tu emprendimiento.  Con asesoría legal, empresarial, fiscal y de marketing, puedes animarte a poner tu negocio y vivir de lo que más te apasiona hacer. Más de 70 proyectos empresariales con certificado de viabilidad han salido del despacho consiguiendo su permiso de trabajo o de residencia inicial y comenzando su trayectoria como autónomos. Contáctanos, ¡estamos para servirte!

 Web: www.habeaslegal.com
 Tels: (+34) 931 122 743 y 930 075 341
 E-mail: info@habeaslegal.com

HABEAS contigo!




Siguenos en las redes sociales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *