201504.09
0

Requisitos para el Arraigo

Una de las figuras más recurridas para regularizar la situación de muchos inmigrantes es el Arraigo.  Es decir, comprobar pertenencia y estabilidad en España para poder obtener residencia temporal.

Es un trámite largo, tedioso y complicado en algunos casos.  Los requisitos son muy simples y claros, el problema está en cumplirlos.  El más problemático es tener una permanencia ininterrumpida de 3 años en España.  Mucho tiempo para estar irregular y muchas pérdidas de oportunidades como ya lo hemos hablado antes.  También es importante tener el padrón actualizado, error de muchos inmigrantes que por ignorancia no lo hacen.

Luego nos piden un contrato laboral de 40 horas semanales, duración de 1 año y sueldo mínimo de 800 euros, mil de preferencia.  Esto también es complicado hoy en día. Muchos españoles naturales ya matarían por tener estas condiciones, los inmigrantes lo tienen más difícil aún.  Pero no imposible,  ya también lo hemos hablado.

Por último nos piden los antecedentes penales, en país de origen y en España.  Ya hemos mencionado los tiempos que esto lleva y todo lo que debemos tener en cuenta.  Pero hay algo que no controlamos, los antecedentes locales. La policia sí. Si en este tiempo irregular hemos cometido faltas graves o encarcelamiento es casi seguro que nos negarán el Arraigo.

Algunas comunidades como Catalunya piden un certificado de inserción social.  Es un trámite que demuestra que estamos integrados en la sociedad catalana en geografía, política y sobre todo idioma.Aquí debemos demostrar que lo dominamos, de nos ser así nos pedirán estudiarlo al menos 6 meses.  Más tiempo aún, y no pasaremos al siguiente paso hasta no acreditar éste.

El arraigo es una muy buena forma de regularizase, fue instituido en el 2005 por el gobierno socialista y ayudo a cientos de miles de inmigrantes en su momento. Luego las reglas se han endurecido más y hoy por hoy es un proceso largo y complicado, pero no imposible.

Nuestra recomendación es acudir a esta figura casi siempre,  arraigo por cuenta ajena o propia. Es la mejor forma de obtener la residencia temporal,  el inicio de la residencia permanente y de la nacionalidad.